Centro Internacional de Estudios de Conservación y Restauración de los Bienes Culturales

Historia de la Biblioteca

Texto basado en un artículo escrito por D. Sauer para News in Conservation, una publicación periódica mensual del International Institute of Conservation of Historic and Artistic Works IIC

La Biblioteca del ICCROM Library—desde el principio hasta hoy

"'Todo sigue bien – no hay nada que informar' - Pero como todo el mundo sabe, la serenidad es el resultado de trabajo duro y la paz en la Biblioteca es engañosa. "  Boletín del ICCROM N. 3, p. 1., Roma: ICCROM, 1975

Estas palabras provienen de uno de los primeros boletines del ICCROM, del octubre de 1975. En ese momento la Biblioteca contaba con 8.500 artículos y estaba bajo la supervisión científica del experto en química y especialista en conservación Giorgio Torraca, que desde 1971 hasta 1986 fue vicedirector del ICCROM.

Desde la creación del Rome Centre (posteriormente denominado ICCROM) en 1959, el desarollo de una biblioteca científica ha siempre sido una prioridad, dado que los mismos  estatutosdel ICCROM especifican que una de las principales funciones es "Reunir, estudiar y difundir documentación relativa a los problemas científicos y técnicos de la conservación" (Art. 1).

Gracias a una subvención de 20.000 dólares por parte de la Fundación Gulbenkian, la Biblioteca y el centro de documentación fueron creados en 1961. El Gobierno italiano contribuyó con el suministro de mobiliario, y el British Museum donó la primera colección de materiales bibliográficos de referencia. Entre 1962 y 1964 la primera bibliotecaria, Fiametta Varese Gamba, comenzó a indizar sistemáticamente la colección, incluyendo los Abstracts of Technical Studies in Art and Archaeology  AATA (1943-1952) y los IIC Abstracts (1955-1962). En 1965, Lucetta Amendola Liuzzi fue contratada como Bibliotecaria, seguida por Marie-Christine Uginet en los años 70 (Control - MARIA). El equipo contaba también con Francesco Tomasi, que estaba a cargo de las fotocopias. 

Desde el principio, la Biblioteca ha representado un valioso recurso para los participantes de los cursos y los becarios del ICCROM, para los estudiantes del vecino Istituto Centrale per il Restauro ICR y también para los investigadores del sector que venían a Roma por motivos de estudio. Al mismo tiempo, la Biblioteca mantuvo un intercambio técnico con varios institutos y expertos y estuvo intercambiando listas de nuevas adquisiciones con otras bibliotecas científicas del sector, como las del Institut Royal du Patrimoine Artistique KIK-IRPA en Bélgica, del Laboratorio Central de Investigación en Ámsterdam y las de otras instituciones en los Estados Unidos, México y Portugal.

En 1977, la Biblioteca adoptó un sistema computadorizado que seguía el Manual de Referencia del UNISIST para descripciones bibliográficas de lectura mecánica. Para mejorar la precisión de la clasificación, en 1979 se difundió un nuevo tesauro bilingüe, elaborado por el experto austríaco Hans Foramitti y que contenía 2.500 palabras clave relacionadas con la conservación y la restauración. Ya en el decenio de 1980 se informatizó la mayor parte de la colección y se difundieron listas de nuevas adquisiciones. Se fortaleció la cooperación del ICCROM con el IIC, con el Consejo Internacional de Museos ICOM y con el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios ICOMOS, con el fin de unificar sus sistemas de catalogación y mejorar el intercambio de información entre los centros. "Esa unificación nos permitiría [...] intercambiar la información registrada en cada centro" (Boletín del ICCROM N. 6, pág. 9. Roma: ICCROM, 1980). En 1985 se involucró el J. Paul Getty Trust; el Getty Conservation Institute GCI asumió la gestión de AATA, al que contribuyó la Biblioteca del ICCROM.

En el Boletín Nº 9 del ICCROM (1983) la bibliotecaria principal, Marie-Christine Uginet, escribió un largo artículo dedicado a la Biblioteca y sus servicios, en el cual apela a los expertos e instituciones de todo el mundo para que donasen materiales y documentación pertinentes a la Biblioteca (Boletín del ICCROM Nº 9, pág. 18-20. Roma: ICCROM, 1983).  En 1985 el Instituto de Conservación del Getty GCI y el ICCROM acordaron crear un sistema común ICCROM-AATA para registrar literatura técnica de relevancia para el sector. En consecuencia, en 1986, sobre la base del Canadian Heritage Information Network CHIN (Red del Patrimonio Canadiense), se creó una nueva base de datos de información bibliográfica, el Bibliographic Conservation Information Network BCIN (Red Bibliográfica de Información sobre la Conservación), en la que participaron  el ICCROM, el GCI, el Canadian Conservation Institute IIC (Instituto Canadiense de Conservación), el Conservation Analytical Laboratory of the Smithsonian Institution (Laboratorio Analítico de Conservación del Instituto Smithsoniano) y el ICOMOS. La Red Bibliográfica de Información sobre la Conservación estuvo disponible oficialmente en 1987. Durante esos años, el número de usuarios creció constantemente; el registro de 1989 documenta 12.000 accesos - ¡un número mucho mayor que sólo los participantes de los cursos del ICCROM!  

Otro acontecimiento importante fue la creación del Catálogo de Acceso Público en Línea (OPAC) en 1999 -¡finalmente el catálogo estaba disponible en el sitio web de la organización!

Los fondos de la Biblioteca también aumentaron constantemente; en 2005, la Biblioteca contenía más de 75.000 volúmenes que correspondían a más de 90.000 fichas registradas en el catálogo. En ese mismo año, el ICCROM firmó un acuerdo con AATA Online (GCI) en colaboración con el IIC para contribuir con resúmenes de nueva literatura sobre conservación a esta valiosa herramienta en línea. A finales del primer decenio del nuevo siglo, Paul Arenson, director de la biblioteca hasta finales de 2019, inició un proyecto de migración de datos bibliográficos a un nuevo sistema bibliotecario, un paso importante hacia la aplicación de los principios FAIR (Findable-Accessible-Interoperable-Reusable).

Hoy en día, los fondos de la Biblioteca cuentan unos 100.000 libros y publicaciones periódicas que corresponden a más de 124.000 entradas del catálogo. La colección incluye materiales en más de 70 idiomas y la oferta crece constantemente gracias a una estrategia de adquisición continua de publicaciones tanto analógicas como digitales, así como gracias a las generosas donaciones de muchos partners internacionales e aficionados en el sector. Actualmente, estamos abonados a aproximadamente 100 publicaciones periódicas sobre temas fundamentales de la conservación y recibimos ca. otras 100 revistas gratuitamente. Nuestros registros bibliográficos y publicaciones periódicas en línea están disponibles gracias a nuestras contribuciones a la red URBiS, la Unión de Bibliotecas Académicas Extranjeras en Roma y a EZB, la red de Bibliotecas Electrónicas. Seguimos sirviendo a la comunidad internacional de la conservación a través de nuestro servicio de expedición de documentos, proporcionamos acceso remoto a nuestros recursos electrónicos para los estudiantes de los cursos del ICCROM y, por último, el equipo de la Biblioteca asiste con placer a los numerosos investigadores que suelen venir de todo el mundo para visitar el ICCROM y estudiar en los espacios de la Biblioteca.

The Library team – INSERT PICTURE

  • Daniela Sauer, Lead Librarian, Conservation specialist
  • Cécile Gallon, Periodicals Librarian
  • Anait Abramyan, Library Assistant