Centro Internacional de Estudios de Conservación y Restauración de los Bienes Culturales
La cultura, el eslabón perdido para...

La cultura, el eslabón perdido para resolver los retos mundiales

El Día Internacional para la Reducción del Riesgo de Desastres (DIRRD) es una oportunidad para reconocer cómo el patrimonio cultural y natural de un lugar pueden reforzar nuestra capacidad de reducción del riesgo de desastres y contribuir a un futuro más sostenible. Al tener en cuenta los riesgos climáticos, pretendemos aumentar la resiliencia, fomentando los enfoques basados en la comunidad y vinculando, al mismo tiempo, las dimensiones sociales y medioambientales del desarrollo sostenible.

Nuestro programa insignia, Primeros Auxilios y Resiliencia para el Patrimonio Cultural en Tiempos de Crisis (FAR), trabaja continuamente en la creación de capacidades y en el fortalecimiento de iniciativas para la gestión del riesgo de desastres sobre el terreno, en apoyo del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres dentro del ámbito del patrimonio cultural.

SDGs 11-13 SENDAI

inSIGHT – un juego participativo que utiliza los conocimientos de la comunidad para reducir el riesgo de desastres y mitigar el cambio climático. El juego permite a los participantes comprender mejor los vínculos entre el patrimonio, la resiliencia climática y los medios de vida sostenibles. inSIGHT puede ayudar a los gobiernos locales a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS): el 11 sobre Ciudades y Comunidades Sostenibles y el 13 sobre Acción Climática.

Con motivo del DIRRD, nos complace anunciar nuestra próxima conferencia internacional, Climate.Culture.Peace, que tendrá lugar en enero de 2022. Será una oportunidad para "explorar las conexiones" que hacen de la cultura el eslabón perdido en nuestros esfuerzos por resolver los apremiantes desafíos globales: desde la mitigación del riesgo climático hasta la reducción del riesgo de desastres y la construcción de paz.

La cooperación internacional y los enfoques basados en la cultura son esenciales para impulsar la resiliencia ante las desastres y trabajar juntos por un lugar mejor, sin dejar a nadie atrás.