International seminar addresses the issue of heritage on fire

Actualización: el 18 de diciembre de 2019, con ocasión del Día Nacional de los Profesionales de Museos de Brasil, el Instituto Brasileño de Museos ha publicado la Declaración de Río de Janeiro sobre la reducción del riesgo de incendios en el patrimonio cultural, en tres idiomas, que puede descargarse gratuitamente en su página web.

Alrededor de 500 profesionales y estudiantes del sector del patrimonio y otras áreas se reunieron en el Museo Nacional de Historia de Brasil para participar en el seminario internacional “Patrimonio en llamas: ¿Quién es el próximo? - Gestión del riesgo de incendios para el patrimonio cultural” (del 26 al 28 de junio, Río de Janeiro), que abordó la cuestión apremiante de cómo reducir efectivamente las pérdidas del patrimonio cultural en un incendio.

Organizado por el ICCROM, en colaboración con IBRAM (Instituto Brasileiro de Museus) y el ICOM Brasil, en asociación con el British Council, la Oficina de la UNESCO en Brasil, IPHAN (Instituto do Patrimônio Histórico e Artístico Nacional) y el Museo Nacional de Brasil, el seminario se benefició de una amplia selección de intervenciones presentadas por 17 expertos internacionales, así como del ICOM y el ICCROM.

En su discurso de apertura, el Director General del ICCROM, el Dr. Webber Ndoro, reiteró que el fuego es un peligro significativo para el patrimonio cultural, y destacó la importancia de priorizar el mantenimiento y el monitoreo adecuado como formas efectivas de prevenir incendios en los bienes del patrimonio. Refiriéndose al devastador incendio en el Museo Nacional de Brasil en septiembre de 2018, el Dr. Ndoro declaró que esta tragedia debería convertirse en algo positivo y proporcionó una lección importante y una oportunidad para reflexionar críticamente sobre cómo evitar o minimizar la reaparición de tales eventos en el futuro. Agradeció a las autoridades patrimoniales brasileñas y a otras instituciones asociadas por su inestimable y oportuno apoyo para organizar el seminario, y reafirmó el compromiso del ICCROM por continuar trabajando con sus Estados Miembros en este tema crucial.

International seminar addresses the issue of heritage on fire

Las sesiones técnicas del seminario se pusieron en marcha con el Responsable de Proyectos en el ICCROM, José Luiz Pedersoli Jr., que presentó estadísticas recientes sobre incendios en Brasil, Canadá, China, Japón y Suecia. Los datos proporcionados dieron evidencia concreta de que el patrimonio cultural de todo el mundo se ve continuamente afectado por el fuego. Las bibliotecas canadienses en la provincia de Quebec experimentan un promedio de tres incendios por año, las propiedades culturales japonesas un promedio de cuatro incendios por año y las reliquias culturales chinas cinco incendios por año. Mientras tanto, los edificios culturales suecos se ven afectados por un promedio de seis incendios por año, mientras que los museos canadienses en todo el país y los museos brasileños en el estado de São Paulo sufren un promedio de nueve incendios por año. Según los sucesivos oradores, los promedios son aún más altos para los edificios y museos que figuran en el Reino Unido y los Estados Unidos. Teniendo en cuenta el volumen de bienes patrimoniales en cada caso, la probabilidad estimada de incendio por bien individual durante un período de 30 años oscila entre el 1% y 40%.

Las estadísticas también muestran que las prácticas imprudentes, las averías eléctricas o técnicas en sistemas de construcción u otro tipo de fallos en los equipos son la causa principal de los incendios: provocaron el 42% de los incendios en Suecia, el 60% en Canadá y el 71% en China. Tales incendios pueden prevenirse eficazmente mediante un mantenimiento adecuado y la adopción de medidas de seguridad, dijo Pedersoli.                       

Los análisis cuantitativos de riesgos compartidos por Irene Karsten del Instituto Canadiense de Conservación (CCI) muestran consistentemente que el fuego es una prioridad absoluta en comparación con otros riesgos para los bienes patrimoniales en Canadá. Pedersoli ha obtenido resultados similares en Brasil. Karsten también ha presentado resultados cuantitativos que demuestran que las medidas de reducción del riesgo de incendio, aunque a menudo son más costosas, se encuentran entre las opciones más rentables para proteger los bienes del patrimonio cultural.

Aparna Tandon, Responsable de Proyectos en el ICCROM, señaló la creciente amenaza que representan los incendios a gran escala para el patrimonio cultural tangible e intangible, afectando a áreas pobladas más amplias o sitios patrimoniales. Esto incluye incendios forestales cada vez más grandes y más frecuentes debido al cambio climático. En este caso, la coordinación intersectorial y la participación de la comunidad son esenciales para construir resiliencia y responder de manera efectiva. Aprovechando su participación en el seminario, Tandon dirigió un taller de un día sobre Coordinación y cooperación interinstitucionales para el patrimonio resiliente ante desastres. Esta actividad pionera en Brasil reunió a más de 25 participantes provenientes de organismos del patrimonio, agencias de reducción del riesgo de desastres y de gestión de emergencias, para debatir y planificar la mejor manera de integrar el patrimonio cultural en la planificación nacional y local de la gestión del riesgo de desastres.            

Survey result
Haga clic para ampliar

El seminario también abordó el tema polémico del uso de aspersores contra incendios para proteger el patrimonio cultural. Una percepción común, significativa entre los profesionales del patrimonio, es que el riesgo de daños por agua debido a la avería del aspersor es mayor que el riesgo de daños por incendio. Esto posiblemente se deba a malentendidos sobre cómo funcionan los sistemas de aspersores, su fiabilidad y la magnitud relativa de los dos riesgos. Como ejemplo, es común que las personas piensen que todos los aspersores se descarguen simultáneamente en el llamado “efecto Hollywood”. La tasa de descarga accidental de los aspersores contra incendios, en el orden de 1 en 16 millones, no se conoce ampliamente. Sin embargo, el riesgo de daños por incendio en un bien patrimonial es muy superior al de los daños por agua ocasionados por la avería de un aspersor. Esta es la razón por la cual las principales instituciones patrimoniales como el CCI y el Smithsonian, respectivamente, recomiendan de manera sistemática el uso de aspersores contra incendios para la protección de los bienes patrimoniales e implementan a fondo esta recomendación. Durante las discusiones del seminario, una encuesta en internet midió la opinión de la audiencia (ver gráfico). Curiosamente, el resultado muestra un cambio significativo hacia la aceptación de aspersores contra incendios en áreas de colecciones patrimoniales en comparación con encuestas anteriores realizadas por el ICCROM.

International seminar addresses the issue of heritage on fire

Las sesiones plenarias del seminario abarcaron con éxito un amplio espectro de temas relacionados con la gestión del riesgo de incendios para el patrimonio cultural, desde la legislación y las políticas hasta los más recientes recursos en seguridad contra incendios; desde primeros auxilios, recuperación y reinicio hasta la construcción de una cultura de riesgo de incendio en organizaciones patrimoniales. Se presentaron varios estudios de casos y se compartieron importantes lecciones aprendidas en cada uno de ellos. Una visita al Museo Nacional de Brasil y la presentación de su Subdirectora, la Sra. Cristiana Serejo, mostraron las acciones de recuperación en curso y el futuro de esta importante institución patrimonial.

International seminar addresses the issue of heritage on fire

En el último día del seminario, un foro especializado reunió al grupo internacional de expertos participantes para entablar debates centrados en los principales desafíos a los que se enfrenta la protección del patrimonio cultural contra el fuego y las mejores soluciones para superarlos. El grupo abordó cinco ejes temáticos, entre ellos se cuentan:

  1. legislación y políticas,
  2. conocimiento e información,
  3. investigación y tecnología de seguridad contra incendios para el patrimonio cultural,
  4. preparación, respuesta y recuperación,
  5. cultura de prevención

El resultado fue un conjunto de recomendaciones que actualmente se están consolidando y que pronto serán publicadas por los organizadores. Junto con las actas del seminario, proporcionarán un producto concreto para respaldar los cambios en las políticas y garantizar una amplia difusión de los resultados. ¡No os lo perdáis!

Estados Miembros representados: Brasil, Canadá, Chile, Guatemala, Suecia, Reino Unido, Estados Unidos